Estos seres que muchas veces son confundidos con plantas o rocas debido a que no se desplazan, son animales conformados por miles de minúsculos organismos conocidos como pólipos.

Son animales que basan su alimentación de algas y otros seres diminutos ricos en calcio lo que forma un esqueleto externo que cubre su delicado cuerpo gelatinoso.

A este cuerpo se fijan unas algas llamadas “zooxantelas” que le dan color y literalmente vida a los corales ya que a través de ellas, los corales reciben oxígeno y en contraprestación, las algas reciben un lugar para vivir además de alimento.

En la mayoría de las especies, para que un coral crezca un centímetro pasará alrededor de un año siempre y cuando se den las condiciones apropiadas tales como aguas templadas (no muy frías pero tampoco muy calientes ya que éstas generan lo que se denomina “blanqueamiento” que de permanecer un largo tiempo puede causar la muerte de una colonia de coral.). Además los corales necesitan aguas claras, salinidad apropiada y nutrientes necesarios.

El conjunto de distintas especies de corales, esponjas, algas, peces, crustáceos, entre otros es lo que conocemos como un arrecife y además de ser considerado como uno de los ecosistemas con mayor diversidad biológica, solo superados por la selva húmeda tropical, es un atractivo inigualable por su diversas formas, tamaños y colores.

Además de servir como hogar a un sinnúmero de diferentes especies, debido a su gran tamaño y sólida estructura, son barreras naturales que protegen nuestras costas e islas de la acción constante de corrientes y olas.

CORALES EN LAS ISLAS DEL ROSARIO

Al bucear en las Islas del Rosario, un parque nacional natural de corales a tan solo una hora de Cartagena, podemos encontrar una gran variedad de especies de corales: Los corales masivos, como el coral cerebro, el coral estrella, coral estrella montañoso, entre otros; los corales que crecen en forma de ramificaciones, como el cuerno de alce, cacho de venado, corales dedo, entre otros;  los corales que crecen en forma de hojas, donde se destaca el coral lechuga o el coral de fuego que presenta diferentes tipos de crecimiento.

 

Al sur tenemos una pared que inicia a los 5 metros (15 pies) y llega hasta más allá de los 40 metros (130 pies). La parte somera que se encuentra entre los 2 y 5 metros, está cubierta de corales duros principalmente coral estrella (Orbicella annularis) y coral estrella montañoso (Orbicella faveolata), diferentes especies de coral cerebro, corales dedo, coral de fuego y muchas otras especies. El coral está en muy buen estado de salud, casi el 80% de la cobertura coralina está viva siendo un lugar ideal para la práctica de snorkeling.

Al norte, se encuentra la barrera arrecifal con gigantes colonias de coral estrella alcanzando diámetros de más de 3metros y alturas de casi 2 metros  y coral estrella montañoso que crece en forma piramidal, alcanzando alturas de más de 3 metros. Así mismo, es muy común la presencia de grandes colonias de coral cerebro, con diámetros de más 2 metros y alturas de hasta 1 metro. Estas grandes colonias de corales forman un relieve muy variado de valles y montañas, creando un paisaje muy especial.

Afuera del arrecife, encontramos los corales blandos de gran tamaño en la parte más somera, creando un verdadero jardín lleno de vida y color.

LA REPRODUCCIÓN DE LOS CORALES UN MARAVILLOSO ESPECTÁCULO DE VIDA

Parece extractado de un cuento pero no lo es. “6 días después de la luna llena de Septiembre, 4 horas después de las puesta del sol, sucede un maravilloso espectáculo visto solo por tan solo unos cuantos afortunados: la reproducción sexual que se da cuando las colonias de coral estrella liberan los gametos (óvulos y espermatozoides) al medio.

La mayoría de las especies se reproducen en el segundo semestre de año, asociado al incremento de temperatura, a la fase lunar (menguante), después de la puesta del sol a una hora distinta según la especie en un periodo de más o menos media hora, lo que garantiza que la fecundación se dé entre gametos de la misma especie.

Algunas especies son hermafroditas, es decir, el mismo pólipo produce tanto el óvulo como los espermatozoides, liberándolos al medio, algunas veces los óvulos ya fecundados y en otras liberándolos en paquetes, dentro de los cuales los gametos, óvulos y espermatozoides están separados y una vez que son liberados al medio, se produce la fecundación; otras especies presentan diferenciación sexual en las colonias, algunas colonias son hembras y otras machos, liberando por separado al medio tanto los óvulos como los espermatozoides, donde se lleva a cabo la fecundación. Una vez, el óvulo es fecundado, se desarrolla una larva que formará parte del plancton y que una vez desarrollada descenderá al fondo y si encuentra un sustrato adecuado, se fijará a él donde empezará a dividirse una y otra vez por reproducción asexual, dando origen a una nueva colonia. Es así como los corales recurren a estos dos tipos de reproducción, la sexual para garantizar la variabilidad genética y ocupar nuevos espacios y la reproducción asexual para crecimiento de la colonia.

 Diving Planet le ofrece la oportunidad de participar de este maravilloso espectáculo a través de diferentes planes. Si estas interesado, por favor contáctanos.

0
0 item
mi carrito
Empty Cart